Publicidad

Imbornales de Verón-Punta Cana amenazan la vida de transeúntes


Verón. – Los imbornales o sistema de alcantarillado en este Distrito Municipal Verón-Punta Cana lucen destruidos y con grandes huecos a la intemperie, un problema recurrente que parece importarle poco o nada a las autoridades municipales.

Sólo en el tramo carretero entre Los Manantiales y el Cruce de Verón hay al menos seis imbornales a los que les rompieron el concreto que los recubre, por lo que las varillas lucen al descubierto.

Las personas que caminan por las aceras en esa zona se encuentran con la dificultad de tener que bordearlos, pues los huecos son de un tamaño tan grande que un ser humano podría caer en ellos. Las pésimas condiciones en que se encuentran las aceras de este Distrito también se suman a las dificultades que causan los imbornales destruidos.

Los pedazos de escombros que les fueron quitados a los imbornales yacen aun en su alrededor, otros trozos cayeron dentro de los huecos que permanecen repletos de agua de color y aspecto oscuro y sucio.

Los huecos también se han llenado de toda clase de basura. A algunos les fueron echadas ramas secas para identificarlos y además les colocaron cintas amarillas de advertencia de peligro.

Esta situación persiste por varias semanas sin que se vean las brigadas de la Junta Municipal trabajar en ello.

El tema de los imbornales ha sido uno de los dolores de cabeza de la actual gestión, que hasta la fecha no ha podido dar una solución concreta al mismo. Cada vez que en este Distrito llueve las calles se inundan.

El mal estado de las alcantarillas en esta localidad hace que el sistema de drenaje del agua se tape y se prolonguen los charcos por días y días. El hecho de que esos huecos estén abiertos, los convierte en foco de contaminación y de propagación de enfermedades.

ET.

No hay comentarios